Técnica de rastreo

1. Colocar al paciente en decúbito supino,  con los pies fuera de la camilla

2. Sujetar los pies del paciente de los talones y levantarlos a unos 30 grados con relación a la camilla y medir la longitud. Comprobar si están simétricos.

3. Si al medir las extremidades, alguno está mas corto que otro (generalmente el derecho), colocar un imán positivo en el área renal del lado donde acorta la extremidad. La extremidad derecha es el que presenta los acortamientos, la izquierda siempre se toma como referencia. 

4. Después de colocar el imán positivo en el área renal, entonces se vuelve a medir la longitud de las extremidades, si se corrige el acortamiento,  se coloca un imán negativo en el parietal contra lateral.

5. Se deja este par biomagnetico (parietal - riñón) por 20 minutos, a esto se llama impactación. Pasados 20 minutos, se retira el imán positivo y se mide la longitud de las extremidades, si mantienen su simetría, se ha corregido el problema, en el caso que siga presentando el acortamiento, se deja mas tiempo, hasta su corrección.

6. Se procede ahora a realizar el rastreo de cada uno de los pares. Para hacer el rastreo se utiliza el imán de polo negativo, este se coloca en cada uno de las listas de  puntos ya establecidos o ir colocando en cualquier área anatómica.  Se coloca el imán negativo y se mide la longitud de las extremidades, si se acorta la extremidad derecha,  se ha encontrado un polo acido.  Ahí se deja el polo negativo y se coloca el polo positivo en el lugar donde haga resonancia, es decir, en el lugar que al colocar el imán y al medir las extremidades vuelve a producirse la simetría en la longitud de las piernas.

Captura de pantalla 2012-04-15 a la(s) 03.01.20.png

Acortamiento de la extremidad derecha